CATEGORÍAS: Noticias

“Crónicas de un Terremoto” se presenta en Don Juan

El 15 de agosto, luego del lanzamiento oficial en Quito el 28 de julio María Espinosa presentó el libro Crónicas de un Terremoto en Don Juan.  Esta publicación recoge los testimonios de distintos actores relacionados con el sismo 7.8 que abatió  a Manabí el 16 de abril 2016.   El propósito de este “Coro de voces” es reunir en un libro las distintas perspectivas de un acontecimiento catastrófico.

Las autoras del libro (Verónica Falconí, María Espinosa, Alejandra Gómez y otras) seleccionaron diferentes actores vinculados a ese acontecimiento: testigos presenciales, rescatistas, voluntarios, gestores políticos, gestores comunitarios, entre otros. Esa pluralidad de perspectivas ofrece a los lectores la posibilidad de aproximarse al cantón Jama y al efecto que tuvo la catástrofe del 16 de abril como un fenómeno que debe ser estudiado y recordado desde ángulos múltiples.

La edición incluye fotografías de gran calidad y testimonios, tanto de los eventos directos del terremoto como de sus consecuencias inmediatas y a mediano plazo, además de muchas de las proyecciones sobre el futuro de Don Juan,el cantón Jama y Manabí.

 

“Chi-Vaz” trae teatro a Don Juan

El sábado 16 de septiembre Ruben Darío Romero, y un grupo de jóvenes teatristas del movimiento escénico “Chi-Vaz” de Portoviejo, llegaron a Don Juan con la propuesta escénica “La reina del genio terrible”.

La función se ofreció en la cancha deportiva con la asistencia de adultos, jóvenes y niños de Don Juan y Bellavista. La obra escenifica las condiciones perversas sobre las que se sostiene el autoritarismo. Luego de la función las psicólogas clínicas Maria Fernando Porras y Daniela Alvarado sostuvieron grupos de discusión con las mujeres de Don Juan sobre situaciones similares que se proyectan en la vida cotidiana. Varias mujeres se mostraron muy interesadas en mantener este proceso.

Este encuentro se realizó en el marco del programa de fortalecimiento de los Derechos Humanos entre la población más vulnerable; programa financiado por la Unión Europea a través de la CEOSC.

El programa continuará el próximo mes con la visita de Fredy Reyes del grupo La Trinchera quien presentará el monólogo “Pez solitario” que discute el femicidio.  Y a continuación se realizará la reunión con las psicólogas clínicas.

Metrofraternidad y A mano Manaba ponen en marcha las brigadas médicas en Don Juan

brigada-medica-metrofraternidad-don-juan-manabi

El pasado sábado 4 de marzo los voluntarios de la Fundación Metrofraternidad, con el apoyo de A mano Manaba y los vecinos y vecinas de Don Juan y el cantón Jama, llevaron a cabo una Brigada Médica. Hasta la escuela Bartolomé de las Casas, en el centro de Don Juan, se acercaron multitud de vecinos y vecinas de varias comunidades cercanas y del interior del cantón. Durante las más de ocho horas que duró la jornada, el equipo de Metrofraternidad atendió a 213 pacientes en varias especialidades:

  • Medicina interna: 68 consultas
  • Ginecología: 26 consultas
  • Pediatría: 48 consultas
  • Endocrinología: 15 consultas
  • Psicología: 4 consultas
  • Dermatología: 46 consultas
  • Intervenciones quirúrgicas: 5 intervenciones

Además de las atenciones en salud, se ofrecieron dos charlas que interesaron mucho a la comunidad. El Psicólogo Sebastián Larrea dictó su charla sobre “Violencia y Derechos Humanos” mientras que el Doctor Francisco López  conversó con los jóvenes sobre “Enfermedades de transmisión sexual”. Aproximadamente 60 vecinos y vecinas del cantón asistieron a las charlas.

Desde A mano Manaba queremos agradecer el profesionalismo y calidez de los miembros de la brigada de la Fundación Metrofraternidad: Santiago Carrasco, Francisco López, Wendy Vaca, José Castro, Gabriela Saa, Edith Marroquín, Macarena Nuñez, Samantha Cevallos, Carmen Vásconez, Marcelo Vélez, Mónika de Zayas, Jazmid Atarihuana y Juan Sebastián Larrea.

logo-metrofraternidad

En el año 1986, inicia sus actividades, la Fundación  Metrofraternidad, institución creada con el fin de brindar asistencia médica de forma gratuita a pacientes de escasos recursos económicos.

La obra de Metrofraternidad se centra en la atención de patologías complejas que requieren consulta médica e intervenciones quirúrgicas de alta complejidad. La valiosa obra de Metrofraternidad cuenta con el apoyo del Hospital Metropolitano que contribuye con la Fundación con los servicios de infraestructura, personal y tecnología sin costo alguno para atender a los pacientes.  Los miembros del Cuerpo Médico del Hospital Metropolitano también son solidarios con esta obra, en la medida en que realizan consulta médica especializada y llevan a cabo  intervenciones quirúrgicas gratuitas a los pacientes de la fundación.

De igual forma la fundación tiene el valioso aporte de personas particulares, empresas y organizaciones no gubernamentales, sus contribuciones económicas permiten la compra de medicinas, implementos médicos, prótesis y el material necesario para que la fundación cumpla con su objetivo.

A mano Manaba logra operar con certificación de Global Giving

El pasado diciembre, la campaña para el Biblio-bus de A mano Manaba que Corporación Grupo Randi Randi auspició, resultó galardonada con la certificación “Vetted Organization” por parte Global Giving. Esta es la primera y más grande organización de financiamiento colectivo del mundo. Tras los esfuerzos realizados, esta certificación permite a FAMM ofrecer a sus socios y donantes un sistema seguro, rápido y eficiente de donaciones a través de Grupo Randi Randi.

Global Giving es una organización sin ánimo de lucro fundada en 2002 que hace posible que organizaciones locales de todo el mundo tengan acceso a la financiación, herramientas, capacitación y soporte que necesitan para ser más efectivas y hacer de este mundo un lugar mejor donde vivir. Estas son algunas cifras que avalan el trabajo de Global Giving desde su fundación:[/vc_column_text]

gloval-giving-logros

Lograr la certificación “Vetted Organization” no es sencillo. GlobalGiving pone a prueba a cada organización de la comunidad a fin de asegurarse que se está llevando a cabo un trabajo transparente y responsable, y que se cumplen todos los requisitos legales que exigen los gobiernos locales. Para ello realizan una exhaustiva recopilación y revisión de los documetnos legales, registros financieros, materiales del programa y equipo humano, con el fin de validar a la organización que está ejecutando el proyecto. Se evalúa también su capacidad para implementar las actividades que desarrolla y sus herramientas de rendición de cuentas.

Además, para lograr la certificación “Vetted Organization”, las organizaciones aspirantes deben superar el Open Challenge o el Accelerator. Es decir, deben lograr recaudar con éxito entorno a $5.000 de 40 donantes en un periodo de tiempo específico. Una vez se ha obtenido el certificado, las organizaciones deben presentar informes trimestrales, inluyendo actividades, logros y resultados; que se ponen a disposición de los donantes y del público en general para que puedan ver cómo se está utilizando su donación.

gg-badge-2016-vetted-small

A mano Manaba logró recaudar más de $8.000 en apenas dos semanas, convirtiéndose en una de las organizaciones participantes en el Open Challenge que mejores resultados cosechó. Y todo esto es gracias a vosotros, que seguís creyendo que la cultura es una herramienta capaz de construir un mundo mejor. Por eso, ¡muchas gracias a todos, de corazón!

Sigue haciendo realidad este proyecto. ¡Colabora con A mano Manaba!

Taller de acrobacia aérea en telas en Don Juan

Durante los meses de diciembre, enero y febrero Fabián Ramírez, un voluntario colombiano vivió y trabajó en Don Juan. Entre los muchos saberes que trajo Fabián estaba el de la acrobacia en tela. Por las tardes, en medio del verdor deslumbrante del invierno manabita, Fabián, su novia Jenna y los niños se reunieron bajo la fresca sombra del gran samán que se yergue detrás de la escuela. Colgaron una larga tela roja, hicieron un poco de yoga para preparar el cuerpo y enfocar la mente (esta fue la parte más desafiante para los niños que no logran detenerse nunca!).

Fabián hizo la primera demostración de cómo entorchar la tela alrededor de un pie, mientras que, sujetandose de la ella, izaba todo su cuerpo hacia arriba. El movimiento es fluido y natural en un acróbata, porque se ha entrenado durante años y, efectivamente, es fluido y natural en los niños de Don Juan porque su infancia transcurre entre los árboles, la playa y el mar; sus cuerpos son fuertes y no conocen la rigidez. Anita, una niña muy silenciosa, fue la estrella de la primera sesión, y desde entoces acudió a todas las horas de taller de acrobacia en tela. Es tan chévere ver el instante en que una niña se descubre poseedora de un talento que, hasta entonces nos sabía que existía.

Caravana Arte por la Vida: una respuesta creadora

A pocas horas de la grosería telúrica que nos dejó terremoteados a los habitantes de Manabí, y Esmeraldas, Nixon García y Rocío Reyes, fundadores del grupo de teatro La Trinchera de Manta, lanzaron una convocatoria a todos los actores, músicos, acróbatas y artistas que quisieran embarcarse en una caravana que partía a visitar a los más afectados por el sismo 7.8 del 16 de abril, 2016.

caravana-arte-por-la-vida-en-don-juan-amanomanaba

Nixon había escrito, en medio de la intensidad, un breve y bello texto dramatúrgico que pone en escena a Doña Piedad y Don Marcial, personajes acuñados por La Trinchera desde hace tiempo. El diálogo de los dos viejos reflexiona sobre los desastres naturales, sus causas, las respuestas religiosas o supersticiosas -siempre culposas- que la gente da ante estos acontecimientos. La explicación razonable de Doña Piedad brindó un espacio para la moderación y el alivio, porque no era justo que, sobre que nos quedamos sin casa, perdimos todo, estábamos a la intemperie, encima ¡debíamos sentirnos culpables de los que nos pasó! No, no, y no…. insistía Doña Piedad.

Luego los dos viejos visitaron sus recuerdos de terremotos pasados: el de 1998 en Bahía, el de 1942 en Ambato y es ahí cuando Doña Piedad recuerda que, ese fue el año en que ella, aún niña, había ido con su madre a visitar a parientes en Ambato. Fue entonces cuando vió por primera vez llegar al Circo. Con la mención de la palabra “Circo” bajaron del bus más de 40 actores en escena (el escenario en realidad era la polvorienta y trizada cancha de Don Juan) todos eran artistas circenses: había payasos, osos amaestrados, equilibristas, bailarinas, músicos y trapecistas. Cuando la función circense llegó a su clímax, entró una banda de músicos profesionales con una calidad de sonido brillante y una canción alegre que nos puso a bailar a todo el pueblo. En un momento, cuando todos girábamos tomados de las manos, volteamos a mirarnos: estábamos sonrientes, los niños saltaban y todos bailábamos conteniendo las lágrimas por tanta conmoción.  En ese instante nos convertimos en comunidad: eso que nos había sucedido, nos había sucedido a todos juntos, lo que habíamos pasado nos había cambiado…. Y es así cómo el arte restableció a todo un pueblo de pescadores a la salud mental.
Gracias amigos de La Trinchera y gracias a todos los que se embarcaron en la caravana de Arte por la vida.
Esta caravana continuó por varios meses visitando albergues y refugios.