FUNDADORES

Tomás Gómez

Tomás es el hombre serio, gestor turístico de Don Juan y propietario de la Hostería Camare. Su familia ha sido protagonista de la organización comunitaria y del trabajo de reconstrucción del barrio Bellavista de Don Juan. Tomás es el vecino solidario al que todos acudimos cuando estamos en apuros.  Hoy es el presidente de la comunidad de Don Juan. 

Tomás es un líder nato, conocedor de todos los vecinos, sus historias, los mitos y leyendas de Don Juan y también el gran vínculo con otras organizaciones externas. Además, ha animado múltiples procesos comunitarios en Don Juan y ahora también ha puesto el hombro en la propuesta de A mano Manaba.

Rut Román y Esteban Ponce

Esteban Ponce y Rut Román son una pareja de profesores ecuatorianos que trabajaron durante muchos años en algunas universidades de los Estados Unidos. Regresaron al Ecuador en 2013 y se asentaron en Don Juan un mes antes del terremoto cuando, al igual que todos los vecinos en este pueblo de pescadores, perdieron su casa y todas sus pertenencias.

James Madden

James llegó a Don Juan en Abril 2009, como voluntario del Cuerpo de Paz de los EEUU. Se puso a trabajar con la comunidad de una y la gente de Don Juan convirtieró una oficina turística abandonada en biblioteca, su proyecto más exitoso. Por más de un año, James y sus vecinos abrieron y manejaron la biblioteca, que tenía su horario, su actividad cotidiana y una bonita colección de libros, y juegos. Este pequeño tesoro se convirtió en un lugar seguro, educativo, y divertido.En 2012, James seguía viviendo en Don Juan, cuando conoció a Rut y Esteban. Estaban de vacaciones en la misma comunidad y James les mostró la famosa biblioteca. Juraron que iban a volver algún día... En junio 2013 James salió de Ecuador, dejando su querida biblioteca en las manos de sus vecinos. No sabía nada de Rut y Esteban, aunque en realidad ellos llevaban planificando su regreso a la comunidad durante años! En 2016, tras el horrible terremoto, los tres se encontraron en Don Juan de nuevo, increíblemente, cuando James volvió de los EEUU para ayudar y chequear su casa. Con la casa damnificada, y la biblioteca también, James decidió donar su solar al esfuerzo de recuperación. Rut y Esteban hablaban de una organización nueva, A Mano Manaba... 

Alexandra Cusme

Al día siguiente del terremoto, Alexandra atravesó caminos destruidos para llegar a Don Juan a socorrernos. Se quedó durante meses en el esfuerzo de reconstrucción y emprendió las primeras tardes de biblioteca en la playa llevando al burrito Domingo cargado de libros. 

Alexandra tiene una maestría en Estudios Culturales por la Universidad Andina Simón Bolívar, pero decidió hacer su vida en el campo. Es amorfinera feminista, gestora cultural de todo lo montubio. Dirige el centro Cultural "La Montubia" en Calceta. Es Vicepresidenta de la Fundación A mano manaba donde imparte talleres de amorfino, artesania montuvia, gastronomía y agricultura del campo manabita. Es investigadora de la cultura montubia y ha publicado Memoria del monte: Manuel Rendón Solorzano, Décimas.